Cuando miras más allá de ti, alcanzas otras metas, nuevas ideas para reconocer también las que ya tienes y, puedes ser consciente de ti, de todo tu mundo.

Y es que la vida nace de ti, de tu interior que se extiende fuera, a tu realidad.
Porque aquello cuanto existe, es parte de tus decisiones.

Cuando miras a tu alrededor, logras alcanzar ese punto de equilibrio, como donde se junta la tierra y el horizonte. En ello se basan también los no límites que en la vida diaria te encuentras.
Las partes son, se unen para dar consistencia y forma a las realidades que creamos para cada situación y cada ser, siempre siendo el todo, la unidad sin mezcla.

¿Y si centras tu atención en lo que sientes dentro para reconocerte?

Hoja caída sobre muro con musgo y desenfoque de fondo de hojas en suelo de parque en otoño por AsunAdá
Canalización 🤲🏻 ©AsunAdá Siempre enAmor Agradecida

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *